Informaciones valiosas para usted aprovechar
cada momento de su viaje

rolha topoQuÉ llevar

Gafas de sol, cámara fotográfica, manteca de cacao (o similar) para los labios, crema hidratante (después de algunos días la piel puede resecarse),o que levar protector solar (para el que viaja en el verano o va para la nieve), pastillas para el dolor de cabeza, fiebre, etc. y alguna medicación que usted suele usar cuando come o bebe demasiado. Y, claro, esta guía.

 

rolha topoQuÉ traer

Muchas fotos, vinos, un buen sacacorchos (si aún no lo tiene) y, sobre todo, un corta gotas. Lo que funciona mejor es el que tiene el formato de un disco y es flexible. Simplemente se debe inserirlo en el gollete y ya no hay más vino escurriendo por la botella y manchando el mantel con gotas. Después de usar uno de estos, usted no podrá vivir sin él. Cómprese más de uno, pues le van a gustar a los amigos. Es muy barato.

 

rolha topoAlojamiento

icone camaChile posee una buena cadena hotelera. Pero hay de todo, desde hoteles modernos hasta los muy antiguos. No confíe el 100% en las fotos de las páginas, tanto del propio hotel como de las agencias de viaje. Siempre lea las opiniones que las personas postean en páginas de viaje y llegue a sus propias conclusiones.

 

rolha topoCuÁndo ir – temperatura

La región central del país, donde están ubicadas todas las viñas, es excelente para visitarla en cualquier época del año. En invierno, el frío es soportable –entre 5ºC y 12ºC. Claro que la sensación térmica puede variar dependiendo del viento. El verano no le intimida a nadie. El país es bastante ventilado y seco en días calurosos. En la sombra, la temperatura es mucho mejor, y las noches siempre son agradables. En las viñas, la temperatura suele ser más baja, ya que la mayoría están ubicadas en el interior. En cualquier época del año, llévese ropas esperando temperaturas más bajas o una brisa fría. Si viaja en el invierno, no se olvide de poner en la maleta un buen abrigo. Gorras, bufandas y guantes también son importantes. Deje que el vino se encargue de lo demás.
 

rolha topoCuÁndo ir – visitas a las viÑas

La mejor época va desde diciembre hasta abril. Aunque sea una época un poco más calurosa, las vides forman un océano de tonos verdes, amarillos y rojos, dependiendo de la variedad plantada. Usted podrá probar diversas uvas en el viñedo y conocer más detalles acerca del manejo de la vid. En algunas viñas, es posible hacer un tour que incluye la cosecha y selección de las uvas. Perfecto para quienes van con niños.

 

comer e beberrolha topoQuÉ comer y beber

Para el que está llegando al país y no quiere empezar por frutos del mar, nada mejor que elegir las tradicionalísimas empanadas de carne, que se encuentran por todos lados. Peor no deje de probar un chupe (una crema servida bien caliente), y preferiblemente de locos (molusco raro de pesca controlada). Excelente para comerla como entrada, acompañada de pan.

Las carnes también forman parte de la gastronomía chilena, que en este aspecto se parecen más a las de Argentina: carnes asadas a la parrilla constituyen la base de los platos. Ponga atención especial al cordero.

 

rolha topoAgendar as visitas: "HÁgalo usted mismo"

Es posible comunicarse con todas las viñas mencionadas en esta guía por Internet o por teléfono. Normalmente, se hace el pago en el propio establecimiento, al comienzo o al término del paseo. Lo ideal es programar las visitas con una anticipación mínima de 72 horas (para grupos grandes, recomiendo una semana), pero en la mayoría de las viñas también es posible programar con menos tiempo.

 

rolha topo¿DÓnde comprar el vino?

garrafas de vinhoEl mejor lugar para ir de compras son, obviamente, las viñas. Después de participar de la cata, usted estará apto para listar sus preferidos y rematarlos.
La verdad es que no hay nada como comprar directo "de la fuente". En las viñas, usted generalmente paga más barato que en una tienda especializada o incluso que en el free shop.
Otro diferencial es el servicio: los empleados conocen mejor los vinos que están a la venta, hasta porque se trata de una oferta de etiquetas mucho menor. Sin embargo, al final del viaje, vale la pena entrar en una tienda especializada para comprar los vinos que le hubiera gustado probar, pero cuyos productores no ha tenido la oportunidad de conocer.

Chile es el paraÍso para los apasionados de los frutos del mar. Son muchas especies de pescados y mariscos, servidas en casi todos
los restaurantes.